Buscar
  • Adrian Ponce

El Águila


Quizás muchos se preguntan, ¿por qué nuestro logotipo lleva un águila?. Si bien a primera vista parece un poco amenazante, quizás debido a su connotación no tan positiva, ya que fue usada por los Nazis en el siglo pasado, la realidad es que el símbolo del águila también fue usado por los romanos y otras culturas, porque siempre fue visto como un emblema supremo de los dioses, gobernantes y guerreros. Considerándose un símbolo de la majestuosidad, valentía e inspiración espiritual, que personifica el poder, la libertad y la velocidad.


En nuestro caso, adicionalmente a toda la simbología positiva que este emblema representa, el usar el águila tiene más que ver con la naturaleza de cambio de esta especie. Para entender mejor esto, les comparto a continuación un fragmento del libro de la escritora Sheila Lee Leoni Handel. El renacer del Águila.

 "Leyenda del águila:  “…Dicen que es el ave que vive más largo tiempo. Algunas especies pueden durar hasta 70 años. Pero al llegar a los 40, su pico se curva, sus alas envejecen y se vuelven pesadas; sus plumas se tornan gruesas y sus garras se debilitan. Por esto se le hace difícil volar y cazar las presas de las que se alimenta. Entonces se enfrenta a la posibilidad de morir. Pero algunos ejemplares se niegan a aceptar su destino y vuelan hacia lo alto de la montaña a buscar el nido en algún risco solitario. Allí destrozan su pico contra las rocas hasta arrancarlo. Luego esperan el nacimiento de uno nuevo con el que semanas más tarde desprenden una a una sus garras. Cuando estas vuelven a nacer, el águila se dedica a arrancar sus plumas viejas. Después de meses, el animal, completamente renovado, sale a volar de nuevo y puede vivir 30 años más. Sus años más gloriosos” 


Este fragmento inspiró el uso del águila, en nuestra simbología, ya que es una manera de representar nuestro espíritu de libertad, evolución y constante búsqueda de la excelencia. Y también como una manera visual de recordarnos que si algún momento de nuestras vidas, las circunstancias nos llevan a encrucijadas, tengamos claro que como el águila, para seguir creciendo, debemos hacer sacrificios y muchas veces cambiarnos a nosotros mismos para continuar, ya que sin ese cambio, el status quo nos llevará seguramente al estancamiento y la mediocridad. Pero los cambios, como el del águila, implican sacrificio, decisión y perseverancia. Sufrir los dolores del cambio para después renacer como alguien mejor, que hace las cosas mejor, que hace la diferencia y aporta positivamente a la comunidad en la que vive.


Este espíritu de cambio y evolución continua es el que queremos cultivar como Pretorian@s, ya que esta evolución es el medio para convertirnos en personas que se adaptan a los desafíos de la vida, que pueden superarlos, aunque para ello, muchas veces signifique, reinventarnos a nosotros mismos. Y así como el águila, renovarnos, para poder volar aún más alto para seguir siendo felices con lo que somos y lo que hacemos. Como decía Viktor Frankl, “El éxito, como la felicidad, es el efecto secundario inesperado de la dedicación personal, a una causa mayor que uno mismo.”


El Águila es más que un ave, es el símbolo de la libertad, el símbolo de la dignidad y el orgullo que debemos tener todos los seres humanos.

119 vistas

CHILE - ARGENTINA - PERU - ESPAÑA