top of page
Buscar
  • Foto del escritorAllan Murphy

Los desafíos del CISO en la era de la Ciberseguridad



En un mundo cada vez más digitalizado, la seguridad de la información se ha convertido en un componente esencial de la estrategia empresarial. Los Directores de Seguridad de la Información o “CISOs” enfrentan una serie de desafíos complejos que requieren habilidades técnicas y liderazgo estratégico. En este artículo, exploraremos algunos de los desafíos más apremiantes que enfrentan los CISOs en la actualidad y cómo pueden abordarlos para proteger sus organizaciones de amenazas cibernéticas.


Uno de los desafíos más evidentes para los CISOs es la falta de ingenieros de ciberseguridad en el mercado laboral. La creciente demanda de profesionales de la ciberseguridad supera con creces la oferta. Un dato relevante es que, según el Consorcio internacional de Certificación de Seguridad de Sistemas de Información (ISC2), incluso ya con 4.7 Millones de profesionales actuales, existe un déficit de 3.4 millones, en donde Chile figura con un déficit de 6000 profesionales según las cifras del 2022. Los CISOs deben ingeniárselas para enfrentar estos problemas y algunas medidas podrían ser:

• Fomentar el desarrollo de talento interno: Invertir en programas de capacitación y desarrollo para el personal existente puede ayudar a llenar los vacíos de habilidades.

• Colaborar con universidades y programas de formación: Establecer asociaciones con instituciones educativas puede facilitar el acceso a talento fresco y prometedor.

• Contratar capacidades mediante externalización de servicios totales o parciales.


A menudo, los colaboradores no comprenden completamente las políticas de seguridad y su propósito. Esto puede llevar a prácticas inseguras que exponen a la organización a riesgos innecesarios. Para abordar este desafío, los CISOs pueden implementar iniciativas de:

• Educación continua: Implementar programas de concientización en seguridad para todos los empleados.

• Comunicación efectiva: Explicar de manera clara y sencilla las políticas de seguridad y su importancia.


Priorizar la inversión en la ciberseguridad puede ser un desafío, (por lo general no es económica) y convencer a los directores es fundamental. Los CISOs pueden lograrlo:

• Hablando el idioma de los negocios: Traducir los riesgos cibernéticos en términos empresariales comprensibles, relacionándolos además con los objetivos, principios y valores de la organización.

• Educando al directorio: Proporcionar información periódica sobre amenazas cibernéticas y los impactos potenciales en la organización.

• Demostrando el ROI: Presentar un caso de negocio sólido que destaque los riesgos financieros de no invertir en ciberseguridad.

• Priorizando según el riesgo: Identificar y abordar las amenazas más críticas y priorizar los recursos en consecuencia.

• Aprovechando al máximo las soluciones existentes: Demostrarle al Directorio que las soluciones actualmente instaladas en la organización están siendo utilizadas con su mejor efectividad y que las inversiones necesarias no va a generar superposición de funcionalidades.


El panorama de las amenazas cibernéticas evoluciona a un ritmo vertiginoso. Los ciberdelincuentes constantemente desarrollan nuevas técnicas y herramientas para eludir las defensas de seguridad tradicionales. Esto pone una presión constante sobre los CISOs, quienes siempre deben:

• Mantenerse actualizados: Estar al tanto de las últimas tendencias en ciberdelincuencia y amenazas emergentes.

• Implementar estrategias flexibles: Desarrollar estrategias de seguridad que puedan adaptarse rápidamente a nuevas amenazas.

• Colaboración con la comunidad de ciberseguridad: Participar en redes y compartir información con otros profesionales de la ciberseguridad para obtener información sobre amenazas actuales.


La seguridad de la información es un campo en constante evolución, y los CISOs enfrentan numerosos desafíos para proteger a sus organizaciones. Al abordar estos problemas, ellos pueden fortalecer la postura de seguridad de sus organizaciones y garantizar una protección efectiva contra las crecientes amenazas cibernéticas. La capacidad de anticipar y responder a las amenazas emergentes es fundamental para mantener segura a una organización en un entorno digital en constante cambio.

Como Pretorian, conocemos y apoyamos a los CISOs en sus desafíos, construyendo un camino de maduración en conjunto que permite maximizar el valor y darles sentido a los esfuerzos organizacionales en materias de ciberseguridad.


31 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page